El limón tucumano ya se degusta en China

0
153

Tras un mes y medio de viaje, el primer envío del cítrico arribó al “Gigante asiático”. Pasaron dos décadas de arduas negociaciones, que fructificaron nada menos que en un año tan difícil como este. Vale destacar el trabajo conjunto del sector público con los privados. Y en especial, cabe reconocer al Senasa, a la Eeaoc y al Ministerio de Desarrollo Productivo provincial.

El objetivo buscado desde hace un tiempo atrás por parte de los productores de limón de la provincia, del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), del Gobierno provincial, y con el aporte -fundamentalmente técnico- de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) fue cumplido: los limones de nuestra provincia llegaron a China.

Esta noticia impactó a los tucumanos y al país. La llegada de limones al “Gigante asiático” es producto del trabajo de largo aliento que diferentes actores, tanto del sector privado como del sector público, que dejaron de lado intereses personales y políticos, para lograr que los diversos requisitos fitosanitarios y comerciales exigidos para open ese mercado fueron cumplidos y que, de ese modo, finalmente la fruta llegue como los chinos pretendían.

A principios del mes pasado se realizó el primer embarque de fruta fresca con destino a China. Luego de un viaje que duró un mes y medio en buque llegaron los limones al país asiático. Se cumplieron todos los requisitos fitosanitarios, en procura de dar a conocer la bondad de la fruta tucumana a un potencial mercado de alrededor de 1.400 millones de posibles consumidores. Ocho meses atrás, en diciembre del año pasado, se había firmado el nuevo protocolo fitosanitario para la exportación de cítricos argentinos a la República Popular China. Esto ocurrió después de muchos años de negociaciones, durante las que se debió trabajar en aspectos técnicos y fitosanitarios de envergadura para que finalmente se alcance el ansiado acuerdo.

Durante ese mes, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, firmó junto al viceministro de la Administración General de la Aduana (GACC) de la República Popular China, LI Guo, el protocolo fitosanitario para la exportación de cítricos de la Argentina a aquel país.

Este protocolo fitosanitario actualizó los requisitos de acceso del documento anterior, que había sido firmado en 2004 para cítricos dulces -naranjas, mandarinas y pomelos-. El nuevo texto incorpora frescos de los limones, que han sido excluidos en su momento a raíz de la falta de acuerdo entre las partes.

La apertura del mercado de China para los limones argentinos se logró luego de más de 20 años de complejas negociaciones técnicas.

Resulta fundamental que desde esta columna y desde diversos ámbitos productivos y políticos se reconozcan y se pongan en valor los trabajos realizados para que se logre ese objetivo. Pero, sobre todo, la relación entre el Senasa, la Eeaoc y el Ministerio de Desarrollo Productivo, que aportaron desde el sector público todos los argumentos técnicos necesarios y las diversas gestiones. Estos, junto a la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa) -nuclea a los productores- han podido dar la certeza de que no hay ningún riesgo fitosanitario en el ingreso de los limones tucumanos a China.

Debido a ello, Tucumán puede exportar a cualquier país del mundo su limón, de muy buena calidad y reconocido a nivel internacional. Y todo fruto del esfuerzo mancomunado, con la participación de diversos factores.

Este es un año muy difícil, debido a los problemas que generó la pandemia de la covid-19 en el trabajo cotidiano que realizan los diversos factores productivos de la provincia y de la región. Y a pesar de esto, las tareas se realizaron para lograr el objetivo.

El mercado de China ya es una, y tiene gran importancia estratégica, una raíz de su dimensión y su potencial. Debido a esto, los actores intervinientes pusieron mucho esfuerzo en lograr ese objetivo. Sobre todo luego de haber logrado, a principios de año, las aperturas de los mercados de India y de Vietnam. Sin dudas China era una asignatura pendiente del sector, para consolidar la expansión en Asia.

China es el principal productor mundial de cítricos, con una producción total estimada en 2017-2018 de 33,3 millones de toneladas. Para la campaña 2018-2019, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos estimaba una producción de 22 millones de toneladas de mandarinas; de 7,2 millones de toneladas de naranjas, y de 4,9 millones de toneladas de pomelos. Pero sólo unas 480.000 toneladas de limón; muy escasa y marginal. De allí todo el esfuerzo realizado en llegar a ese mercado.

Nuevamente la cordura y la sensatez lograron un gran triunfo. Se puso la mirada en el futuro, mediante el trabajo conjunto en los diversos aspectos técnicos, comerciales, fitosanitarios y comerciales. Y todos los involucrados aportaron su granito de arena para alcanzar el objetivo largamente esperado. Por Gustavo Frías Silva.

Fuente: La Gaceta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here