HLB: La articulación público-privada mantiene a Tucumán en condición fitosanitaria 1

0
174

El HLB es una enfermedad provocada por bacterias y afecta diversas especies de plantas del género Citrus, es considerado mundialmente como la enfermedad más destructiva de los cítricos y para la cual, hasta el momento, no existe cura posible.

En diálogo con Suena a Campo, la Dra. Lucrecia Augier de la Sección Zoología Agrícola de la EEAOC comentó que, Tucumán se encuentra en condición fitosanitaria 1 con respecto al HLB al igual que Catamarca, lo que significa que no cuenta con la presencia de la bacteria causal de la enfermedad ni con el insecto vector Diaphorina Citri.

Para mantener este privilegiado estatus sanitario, distintas instituciones como ser INTA, Senasa y la EEAOC junto al sector privado trabajan de manera coordinada. Entre los pasos a seguir la especialista mencionó la vigilancia fitosanitaria, lo cual sinónimo de monitoreo. “Esto significa buscar permanentemente al insecto a los síntomas de la enfermedad” explicó.

A partir de los resultados de dichos monitoreos, las instituciones están en condiciones de afirmar que la provincia se encuentre libre de la bacteria y el vector. “Es una de las herramientas fundamentales. Realizar este trabajo constante va a permitir actuar de manera inmediata ante la aparición de algún síntoma para frenar su propagación” dijo.

Según la doctora, el monitoreo del insecto vector se lleva a cabo a través de trampas adhesivas amarillas. Se ha establecido una red de trampero, y para ello el Senasa cuenta con una Red de Trampeo Oficial en todo el país, principalmente en las regiones Noa y Nea que son las mayores productoras de especies citrícolas.

En la Sección de Zoología de la EEAOC se reciben la totalidad de esas trampas provenientes de las provincias de Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero. De ese modo, se evalúan una a una y se elevan informes de los resultados.

Además de esa red oficial, desde el año 2013, se ha instaurado una red complementaria de trampas por parte del sector privado con la participación de la Estación y Afinoa que llevan adelante un sistema informático. Se trata de empresas citrícolas que desean realizar sus monitoreos para complementar el sistema oficial y colocan las trampas en el perímetro de sus quintas cada 250 metros y las renuevan cada 15 días. El 5% de dichas trampas se unen a la red complementaria para ser analizadas en la sección de zoología agrícola.

Desde la sección se brindan capacitaciones a los productores para que puedan ingresar a la red con el conocimiento que esta tarea requiere para las detecciones y la toma de datos.

La entrevistada destacó también la parte urbana de las ciudades de nuestra provincia que cuenta con especies cítricas y demás hospederos del vector. Por eso, parte de la red complementaria se encuentra es esas áreas como componente de las barreras móviles que se han creado con el fin de fortalecer las barreras fitosanitarias fijas. La totalidad de las trampas instaladas por este sistema son trasladadas a la EEAOC para su control.

En relación a casos positivos, la especialista comentó que en el año 2017 hubo una detección en la provincia de Santiago del Estero tanto de la bacteria como del insecto vector por lo que el análisis de las trampas es una tarea muy importante para el control y la detección temprana.

La EEAOC trabaja desde hace muchos años con el programa de vigilancia fitosanitaria, además, se encuentre inserta en el plan de prevención del HLB y de la presencia del insecto vector desde el año 2010. Otro de los componentes para la prevención es la fiscalización que lleva adelante el Senasa junto a instituciones que llevan adelante líneas de investigación referidas al control químico y biológico de la Diaphorina Citri, estudios poblacionales que implican determinar cómo fluctúan los niveles poblacionales del insecto y su distribución espacial. Todas estas tareas deben ser realizadas por los profesionales fuera de la provincia ya que en Tucumán no se ha detectado a este insecto.

La prevención del HLB es responsabilidad de toda la sociedad y todos podemos contribuir evitando trasladar material vegetal sin certificación sanitaria de una provincia a otra.

“Muchas veces por falta de información cometemos es tipo de infracciones y trasladamos frutas o plantas. Eso está reglamentado ya que debemos proteger a la región de esta enfermedad” concluyó.

Fuente: Suena a Campo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here