La importancia de los Cítricos certificados

0
125

En octubre de este año, Agrosavia y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) le cumplieron al país, muy especialmente al sector citrícola, con la primera entrega de plantas certificadas libres de virus, viroides y de Huanglongbing -HLB para el establecimiento de los huertos madres a cargo de los viveristas, en cumplimiento de la resolución 12816 de agosto del 2019.

Esto era un viejo sueño de los citricultores organizados y una deuda histórica de Agrosavia con sus clientes y partes interesadas. Nos ha tomado cerca de 30 años llegar a este punto; desde 1990 cuando el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias-Ivia de España desarrolló la técnica de limpieza por microinjertación, pasando por el intento fallido de proteger nuestras variedades con cepas atenuadas del virus de la tristeza detectadas en Mompox, hasta el desarrollo de las técnicas analíticas para hacer el diagnóstico de virus y viroides entre los años 1995 a 2015.

Fueron dos generaciones de investigadores formándose en los centros de referencia internacional, al tiempo que consolidábamos una infraestructura de invernaderos y casas de malla con laboratorios de soporte para monitorear la sanidad del material de siembra en Agrosavia. Con la multiplicación de material vegetal básico de 15 variedades de cítricos libres de las enfermedades como el virus de la tristeza de los cítricos, la exocortis y el HLB, se establecerán los bloques de fundación con al menos 50 viveristas en los próximos cinco años. Así, tendremos la cadena completa: conservación de semilla genética y producción de semilla básica a cargo de Agrosavia; la semilla básica y registrada con los viveristas; y los productores con la semilla certificada.

En Colombia no se tenía programa de certificación de material de siembra que garantizara la sanidad a esos patógenos. Este proceso permite la trazabilidad en cada una de las etapas de producción, identificación y registro de los árboles de plantas madre donadoras de yemas para las copas y los huertos para la producción de semillas de los portainjertos.

La producción de plantas certificadas de cítricos es uno de los tres pilares fundamentales para el manejo del HLB. No se trata de nuevos materiales con resistencia a estos patógenos, se trata de materiales que están libres de éstos y que han sido certificados por el ICA gracias a análisis diagnósticos.

Ante la eventualidad del efecto devastador de la epidemia causada por HLB y su posible expansión desde el norte de Colombia a otras regiones citrícolas importantes, el país podrá contar con material sano para reactivar las siembras de manera inmediata y nuestros viveros podrán ofrecer, de aquí en adelante, un material de cítricos de calidad con alto potencial genético. La oferta tecnológica entregada a través de planes de vinculación Agrosavia, en el futuro deberá acoger a otros agentes potencialmente riesgosos para nuestra citricultura.

Y, por último, muy importante reconocer el apoyo permanente del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural para que este logro continúe, pues es solo el inicio de un largo camino para mantener la competitividad de los cítricos colombianos.

Fuente: Agronegocios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here