El sector citrícola prevé una cosecha un 9,1 % inferior pero con mejores precios

0
41

Andalucía y Murcia logran mantener sus volúmenes

La fruta presenta buen calibre debido, en parte, a la menor cosecha así como las lluvias registradas durante agosto ya principios de septiembre, lo que será beneficiosas para el cultivo. Con todo, la menor cosecha causada por la plaga del ‘cotonet’ y los efectos del granizo reducirán notablemente la cosecha de los campos ubicados en las comarcas de Castelló.

Durante 2021 se ha reducido ligeramente la superficie de cultivo debido a la menor superficie de mandarinas, mientras que la dedicada a las naranjas se ha incrementado. También ha crecido la superficie de limón. La conselleria estima que la producción de limones se sitúe en torno a las 245.833 toneladas (–19,2% en comparación con la temporada previa y –7,9% respecto a 2019/2020) y la de pomelos, en unas 17.329 toneladas ( + 3,0% respecto al ejercicio 2020/2021 y –11,4% respecto a la cosecha de hace dos campañas).

La Comunitat Valenciana continúa siendo líder en España en producción citrícola, pero Andalucía y Murcia consiguen mantener su producción durante la campaña que acaba de iniciar su primera fase de recolección en el campo en sus variedades más precoces.

Así, el gobierno andaluz ha comunicado esta semana que estima que la producción de cítricos superará los 2,4 millones de toneladas en la campaña 2021-2022 y concentrará el 35,8% del total de España. Las previsiones de la Junta recogen también que la producción andaluza de naranjas supondrá, según los datos provisionales, el 48,2% del total nacional, porcentaje que se situaría en el 26,7% para las mandarinas y en el 11,1% para los limones.

Previsiones en toda España

En toda España, el aforo de cítricos elaborado por el Ministerio de Agricultura para la campaña 2021/2022 estima una producción de 6,705 millones de toneladas, lo que supondrá un descenso del 4,8% con respecto a la temporada anterior y un 2,1 % inferior a la media de los últimos cinco años.

A la vista de los datos, el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, afirmó ayer que «con esta disminución de oferta, los precios a pie de campo deberían ser aceptables. La campaña -agregó- no debería tener grandes problemas porque hay suficiente producción de calidad para abastecer a los mercados y, salvo que vengan fuentes de países terceros que crezcan de manera excesiva y puedan desestabilizar, la oferta y la demanda están equilibradas ».

Aguado destacó que los costes de producción se han disparado, no solo en energía eléctrica o gasóleo, sino sobre todo en tratamientos fitosanitarios para tratar de hacer frente a las plagas y enfermedades. «Las materias activas autorizadas resultan menos eficaces y, en multitud de casos, ni aún así han podido evitar mermas de cosecha especialmente por el ‘cotonet de’ Sudáfrica», lamentó Aguado. Por eso urge la necesidad de percibir unos precios que lograrán cubrir esa escalada de los costes.

La Unió de Llauradors lamenta el abultado retroceso en comarcas de Castelló porque evidencia que baja el número de hectáreas cultivadas. A ello se suman los efectos del granizo y del ‘cotonet’, aseguran desde la entidad liderada por Carles Peris.

Fuente: Levante-emv.

Artículo anteriorLas I Jornadas Citrícolas de la Plana se inician hoy con la participación de destacados ponentes
Artículo siguienteLas importaciones masivas de cítricos y el reetiquetado fraudulento sabotean el inicio de la campaña española

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here