Este año se vio una muy baja incidencia de la Mancha Negra

0
50

Una experta mostró la eficacia de los tratamientos realizados, y otros estudios.

En la jornada de actualización de manejo de las enfermedades cuarentenarias realizada por la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), la coordinadora de la sección Fitopatología de la entidad, Gabriela Fogliata , también habló sobre la muy baja incidencia de Mancha Negra en la actual campaña cítrica, respecto de la campaña pasada.

Se mostró la alta eficacia de los tratamientos realizados en campo para su control, con cinco aplicaciones de óxido cuproso adicionando estrobilurinas en uno y dos momentos de aplicación, siendo los más eficaces -control superior al 95% – los que incluyeron estrobilurinas en dos momentos de aplicación -30 de noviembre y 11 de enero-. “Este tratamiento es el que viene resultando más eficaz en las diferentes campañas evaluadas, con situaciones de alta, de medios y de baja presión de enfermedad”, dijo, al hablar sobre estrobilurinas en campo y poscosecha para el manejo de mancha negra.

Añadió que esta campaña se incorporó la evaluación de un tratamiento con aplicación de estrobilurinas en tres momentos. “No aportó mejora en el control, respecto del tratamiento de dos aplicaciones, aunque se debe considerar la situación de esta campaña, de baja presión de la enfermedad”, dijo.

Tal como en campañas previas, destacó el efecto de las estrobilurinas para el control de infecciones latentes; y recomiendo que para lotes con antecedentes de baja presión de enfermedad se aplique la estrobilurina dirigida a proteger la fruta durante diciembre; y en situaciones de lotes con presión de enfermedad mayor se aplique en dos momentos, para proteger: diciembre y enero, o noviembre y diciembre, según la condición del año.

“En todos los tratamientos evaluados, los residuos de estrobilurinas en fruta están por debajo de los Límites Máximos de Residuos (LMR) permitidos en los mercados para la fruta fresca. Los valores de residuos en aceite fueron en promedio de 100 a 150 veces más altos que los valores en fruta ”, descrito Fogliata.

En cuanto al manejo de la latencia de mancha negra, mostró que la aplicación de azoxistrobina más fludioxonil en poscosecha -durante la etapa de preselección- redujo la manifestación de síntomas a partir de infecciones latentes. “Se alcanzó una eficacia de control del 81% con una dosis baja, que generó un residuo de azoxistrobina de 0,25 mg / kg, y del 99% con una dosis alta, que generó un residuo de azoxistrobina de 1,2 mg / kg. El almacenamiento a baja temperatura también contribuyó significativamente a reducir la manifestación de síntomas de mancha negra durante la poscosecha ”, indicó.

Síntomas dudosos

Durante la campaña 2021 se produjo una alta incidencia de frutos con síntomas dudosos de mancha negra; en especial, rojizos y sin picnidios. “Teniendo en cuenta el carácter cuarentenario de esta enfermedad, resulta fundamental un diagnóstico certero y rápido. Por ello, se analizaron numerosas muestras mediante la técnica molecular de PCR en tiempo real, que permite detectar Phyllosticta citricarpa -hongo causante de la mancha negra- ”, contó. Añadió que si bien algunos síntomas resultaron positivos para mancha negra, la gran mayoría fue negativa.

“A partir de los frutos que dieron negativos, se identificaron otros microorganismos, siendo el mayor prevalencia Mycosphaerella sp., Hongo asociado con la enfermedad mancha grasienta. También se detectó, con baja prevalencia, Guignardia mangiferae ”, dijo. Fogliata remarcó que ante síntomas con estas características, el diagnóstico visual resulta muy difícil, y se requiere análisis de laboratorio para un diagnóstico certero.

Fuente: La Gaceta.

Artículo anteriorLa modificación del protocolo de envío permite un mayor acceso de los limones sudafricanos a China
Artículo siguienteCUPS produce resultados positivos para la toronja

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here