Llegaron técnicos de otras provincias para monitorear los cítricos tucumanos

0
126

Tras la detección de Diaphorina citri, el vector del HLB, en García Fernández, el Senasa envió personal para que colabore con Tucumán.

Actuar con rapidez en caso de detección de la Diaphorina citri, el insecto vector del temible Huanglongbing (HLB), es clave para el cuidado de los cítricos. Por eso se incrementaron los monitoreos intensivos en plantas de traspatios de varias localidades de Tucumán. Para ello se sumaron equipos técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de otras provincias que llegaron a colaborar.

Entre esta semana y la que pasó anteriormente, arribaron técnicos del Senasa pertenecientes a los centros regionales Entre Ríos, NOA Norte, Corrientes-Misiones y Buenos Aires. Además de aportar su experiencia, tienen la tarea de colaborar con la emergencia, tras el hallazgo de Diaphorina citri en la localidad tucumana de García Fernández, lo que permitió ampliar el radio de las acciones que se llevan adelante a partir de la primera detección a principios de marzo.

Estas acciones se desarrollaron junto con la Asociación Fitosanitaria del NOA (Afinoa), la Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Provincia de Tucumán.

“Llegamos el domingo a la noche y el lunes temprano empezamos a trabajar. La experiencia con la que contamos es amplia y venimos a aportarla porque en nuestra zona convivimos con el insecto vector y con la enfermedad desde el año 2012”, explicó Alejandro Spengler, referente del Programa de Prevención del HLB en el Centro Regional Corrientes-Misiones del Senasa.

“Trabajamos muy bien, conocimos la zona y pudimos contarles nuestras experiencias a los vecinos del lugar. Les explicamos cómo deben proceder al comprar una planta cítrica, les recomendamos que lo hagan en lugares habilitados por el Senasa y que la planta tenga certificación. Todo esto suma para prevenir el HLB”, precisó el técnico.

Spengler, que llegó a Tucumán integrando un equipo con otras tres técnicas, puso de relieve el trabajo conjunto. “Es destacable que en cualquier emergencia cualquier técnico de protección vegetal del Senasa pueda concurrir a otra zona a colaborar”, afirmó.

Por otra parte, se implementará en las oficinas de Afino a la reunión semanal con todas las instituciones que participen en las acciones de monitoreo en las zonas de detección. Estuvieron en ese encuentro los coordinadores de Emergencias, Héctor Medina, y del Programa Nacional de HLB, Julián Jezierski, ambos del Senasa, quienes arribaron desde la sede Central en Buenos Aires.

Desde que se detectó la presencia del insecto vector, a principios de marzo, el Senasa lleva monitoreado un radio de 6 km que abarca a las localidades de García Fernández, Cuatro Sauces, El Tala, Malvinas, Los Aguirre y La Bolsa.

La inspección logró a 1992 plantas cítricas y una Murraya paniculata en 401 viviendas de las zonas urbanas donde se tomaron muestras de cuatro plantas y seis insectos. También se recorrieron 100 hectáreas de establecimientos productivos donde no se ha encontrado al insecto.

Además, los agentes monitorearon viviendas de la zona urbana de las localidades de Villa Fiad -donde se recolectaron 12 muestras de insectos-, Pala Pala, Villa Regina, Los Sueldos Erin y Esquina.

Fuente: La Gaceta.

Artículo anteriorFruit Attraction 2022 en Madrid abre el plazo de inscripciones para las empresas hortofrutícolas y participantes
Artículo siguienteSudáfrica tiene más limones nacionales en el mercado interno debido a la pérdida del mercado ruso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here